Dos ministros israelíes de extrema derecha amenazan con derrocar al gobierno si acepta el plan de paz de Biden

Imágenes Reuters/Getty

El Ministro de Finanzas israelí, Bezalel Smotrich (izquierda), y el Ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir (derecha).



cnn

Dos ministros israelíes de extrema derecha han amenazado con dimitir y derrocar la coalición gobernante del primer ministro Benjamín Netanyahu si acepta elecciones. Propuesta de paz Desarrollado por el presidente estadounidense Joe Biden.

Biden reveló el viernes lo que dijo era una propuesta israelí de tres etapas para poner fin al conflicto en Gaza que combinaría la liberación de rehenes con un “alto el fuego total y completo”.

Durante un discurso en la Casa Blanca, Biden dijo que Hamás se había deteriorado hasta el punto de que ya no podía llevar a cabo el tipo de ataque visto el 7 de octubre que lanzó la actual guerra en Gaza.

Dijo: «Es hora de poner fin a esta guerra», en una clara indicación de que los objetivos de la guerra israelí se habían logrado para él.

Pero los dos miembros más destacados de la extrema derecha del gobierno israelí, el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, y el ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, dejaron claro que rechazan un alto el fuego inmediato. El primer ministro Benjamín Netanyahu también ha indicado que tampoco está preparado, lo que arroja dudas sobre la propuesta de Biden.

En una declaración en las redes sociales, Smotrich dijo que había “dejado claro” a Netanyahu que “no será parte de un gobierno que acepte los lineamientos propuestos y ponga fin a la guerra sin destruir a Hamás y devolver a todos los rehenes”.

Smotrich pidió la continuación de los combates hasta “la eliminación de Hamás y el regreso de todos los rehenes”, así como “la creación de una realidad de seguridad completamente diferente en Gaza y el Líbano”.

READ  Inundaciones en Sudáfrica matan a 59 personas y enjambran carreteras

Al mismo tiempo, el Ministro de Seguridad Nacional, Ben Gvir, describió el acuerdo como “imprudente” y una “victoria para el terrorismo”, así como un riesgo para la seguridad de Israel.

Dijo: “Si el primer ministro implementa el acuerdo imprudente con las condiciones publicadas hoy, lo que significa el fin de la guerra y el abandono de la eliminación de Hamás, Otzma Yehudit disolverá el gobierno”, refiriéndose al partido de extrema derecha. Dirige y ayuda a apoyar la mayoría de Netanyahu en el parlamento.

Biden había aludido a las tensiones en el gobierno israelí en su discurso e hizo un llamamiento directo a los israelíes comunes y corrientes para que expresaran su apoyo.

“Sé que hay quienes en Israel no aceptarán este plan y pedirán que la guerra continúe indefinidamente. Algunos, e incluso otros, están en la coalición de gobierno”.

La propuesta estipula primero la liberación de los rehenes y la retirada de Israel de “todas las zonas pobladas de Gaza” y, en última instancia, culmina en un plan de reconstrucción para Gaza, que ha quedado en ruinas tras los combates.

El plan fue ampliamente bienvenido, y las Naciones Unidas y otras potencias internacionales instaron a Israel y Hamás a aceptarlo.

Hamás dijo que ve el plan «positivamente» y está dispuesto «a abordar de manera positiva y constructiva cualquier propuesta basada en un alto el fuego permanente».

Menos de una hora después de que Biden detallara la propuesta, Netanyahu insistió en que Israel no pondría fin a la guerra en Gaza hasta que lograra todos sus objetivos, incluida la destrucción de Hamás.

No está claro hasta qué punto Netanyahu está de acuerdo con el plan, ya que la declaración también decía que el “esquema cuidadoso” de la propuesta israelí permite a Israel “preservar estos principios”.

READ  Los israelíes protestan por la llegada de cargamentos de alimentos a Gaza

El ministro de Defensa israelí, Yoav Galant, advirtió el domingo que Israel «no aceptará» ningún acuerdo para poner fin a la guerra que permita a Hamás controlar Gaza. Durante una visita a la sede del Comando Sur de las FDI el domingo, Gallant dijo que se estaban considerando opciones para una «gobernancia alternativa para Hamás».

«No aceptaremos el gobierno de Hamas en Gaza en ninguna etapa de ningún proceso destinado a poner fin a la guerra», dijo Gallant, según un comunicado emitido por su oficina.

Sin embargo, Hamás ha dejado claro que no aceptará que ningún otro grupo gobierne Gaza. El 16 de mayo, el líder político del grupo, Ismail Haniyeh, señaló que con respecto al “día después de la guerra”, hubo “llamados para destituir a Hamás”.

Haniyeh respondió: “Decimos que Hamás llegó para quedarse”.

El domingo, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo que la administración estaba “actualmente esperando una respuesta formal de Hamas” a la propuesta de alto el fuego de Israel.

Cuando se le preguntó si habría una situación en la que Hamás aceptara la propuesta pero Israel no, Kirby dijo en el programa «This Week» de ABC que la administración Biden tiene «todas las expectativas» de que Israel esté de acuerdo.

Kirby añadió: “Tenemos todas las expectativas de que si Hamás acepta la propuesta, como se les transmitió, que es una propuesta israelí, entonces Israel dirá que sí”.

Netanyahu enfrenta presión no sólo desde dentro de su coalición. El sábado, los manifestantes volvieron a salir a las calles exigiendo su dimisión y elecciones anticipadas.

READ  El horror de la comida en el avión ya que una "cabeza cortada de una serpiente" fue encontrada en un plato de avión.

El líder de la oposición israelí, Yair Lapid, se ofreció a apoyar a Netanyahu para que aceptara la propuesta y condenó las declaraciones de Smotrich y Ben Gvir.

Dijo: “Las amenazas de Ben Gvir y Smotrich son un descuido de la seguridad nacional, de los rehenes y de los residentes del norte y del sur”.

“Este es el peor y más imprudente gobierno de la historia del país. Para ellos, aquí habrá guerra para siempre, cero responsabilidad, cero gestión, fracaso total.

El gobierno de Netanyahu enfrenta cada vez más llamados internacionales para poner fin a la guerra en Gaza a medida que el conflicto se acerca a su noveno mes.

La guerra fue provocada por los ataques de Hamás contra civiles israelíes el 7 de octubre, que dejaron alrededor de 1.200 personas muertas y más de 200 personas tomadas como rehenes. Desde entonces, la campaña israelí en Gaza ha matado a más de 36.000 personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *