El candidato republicano de Nuevo México, Solomon Peña, visitó las casas de los políticos demócratas para disputar las elecciones antes del tiroteo, dicen las autoridades.

El candidato derrotado a la Cámara de Representantes del estado de Nuevo México visitó las casas de los líderes demócratas locales y negó con vehemencia su derrota electoral semanas antes. Presuntamente se realizaron una serie de disparos contra las residencias.dijeron los funcionarios electos.

El republicano Salomón Peña fue acusado de conspiración con otros cuatro cuatro tiros en las casas del área de Albuquerque de dos comisionados del condado de Bernalillo y dos legisladores estatales, dijo la policía de Albuquerque.

Nadie resultó herido en el tiroteo.

La policía anunció su arresto el lunes por la noche.

“Peña vino a mi casa después de las elecciones de noviembre. Fue inconsistente en los puntos que estaba tratando de hacer sobre las elecciones, cuántas puertas tocó, cómo la cantidad de votos no coincidió”, dijo el comisionado del condado de Bernalillo, Adrian Barbova, en una entrevista telefónica. NBC Noticias.

Barbova dijo que llamó a la policía después del incidente.

“Estaba en mi puerta, era agresivo. Era un negacionista electoral”, dijo Barbova, quien disparó ocho tiros en su casa el 4 de diciembre, el primero de una serie de tiroteos contra demócratas locales y estatales.

La ex comisionada del condado, Debbie O’Malley, compartió una experiencia similar con Peña, un firme partidario del presidente Donald Trump y un desairado electoral, después de que ella visitó su antigua casa antes de localizarlo en su dirección actual.

“Este tipo vino a mi casa. Estaba tan preocupada por eso, era tan confuso. «Estaba enojado porque perdió las elecciones», dijo. «Sintió que la elección fue injusta y falsa».

Aunque él no la amenazó durante el encuentro de noviembre, ella llamó a las autoridades y los agentes patrullaron su casa durante días.

READ  El canciller dijo que Finlandia postularía al puesto de miembro de la OTAN

Pero unas semanas después, el 11 de diciembre, ella y su esposo estaban durmiendo cuando 12 balas impactaron en su casa, dijo la policía.

O’Malley dijo que «podría habernos matado».

La policía encontró dos pistolas en un Nissan Maxima propiedad de Bena durante una parada de tráfico el 3 de enero. Uno de los disparos parecía haber sido realizado en la casa de la senadora estatal Linda López unos 40 minutos antes y a unas 4 millas de distancia, dijo la policía en un comunicado. Un casquillo de bala encontrado en Máxima coincidía con los que se encontraron fuera de la casa del nuevo presidente de la Cámara estatal, Javier Martínez, el 8 de diciembre, dijo la policía.

La policía dijo que Peña pudo haber estado alimentada por la ira por la derrota de noviembre. El portavoz de la policía, Gilbert Gallegos, dijo en una conferencia de prensa el lunes por la noche que la derrota de Peña fue el resultado de un fraude electoral.

No hay evidencia para apoyar sus afirmaciones.

El demócrata titular Miguel B. Peña perdió su desafío de la Cámara estatal ante García 5,679 a 2,033, o 74% a 26%.

Peña dijo que las elecciones del 16 de noviembre fueron amañadas Comentario en su cuenta oficial de Twitter.

«No. Está amañado. Simple y llanamente», respondió Peña a una publicación de los resultados de las elecciones.

Los esfuerzos para llegar a Peña el martes no tuvieron éxito.

Llevó su caso a tres comisionados del condado y a un senador estatal, algunos cuyas casas fueron blanco de disparos, sin éxito, dijo Gallegos.

“Tenía quejas sobre su elección, se sentía manipulado”, dijo Gallegos. “Como dijo el alcalde, él niega las elecciones, no quiere aceptar los resultados de su elección”.

READ  El dueño de los Angelinos, Arte Moreno, ha explorado la opción de vender el equipo.

La reunión con los líderes locales y estatales fue acalorada, dijo.

«Creo que uno realmente condujo a una discusión», dijo Gallegos. «Fue poco tiempo después que ocurrió el tiroteo».

Otros dos tiroteos que antes se creía que estaban relacionados con el caso, el 2 de diciembre. 10 en la antigua oficina de campaña del fiscal general electo de Nuevo México, Raúl Torres, y el recién nombrado senador estatal. La policía dijo el lunes que los Masta, que no interactuaron con el sospechoso, no interactuaron con el sospechoso el 5 de enero frente a las oficinas legales de Mo en el centro.

El arresto del lunes no fue el primero de Peña, según muestran los registros estatales.

En 2007, en tres casos, Peña fue condenado por 20 cargos, incluidos robo, posesión de bienes robados y robo. La fiscalía retiró varios cargos de soborno o intimidación de un testigo.

Peña también recibió una sentencia reducida por el tiempo cumplido antes del juicio, lo que parece haberlo reducido a nueve años. Comentario en su cuenta verificada de Twitter.

También se le ordenó a Peña que se sometiera a un tratamiento por abuso de alcohol/sustancias, asesoramiento sobre salud mental, 90 días de Alcohólicos Anónimos/Narcóticos Anónimos y control de la ira, según muestran los registros judiciales.

Debido a su historial, fue privado de sus derechos. Solo fue elegible para recuperar esos derechos en 2021, el año en que terminó su libertad condicional, lo que significa que nunca votó por Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016 y 2020.

Según su hermano mayor, Joseph Pena, que vive en Dallas, Pena está separado de su familia inmediata.

READ  Anuncios en vivo de Covit-19: noticias sobre vacunas y refuerzos

«No nos ha hablado en años. Tal vez 15 años, no lo sé», dijo.

Joseph Pena dijo que no sabía por qué su hermano dejó de hablar con la familia y agregó: «Él dejó de hablar con nosotros y estoy seguro de que tiene sus razones».

Debido a la separación, Joseph Pena no sabía nada sobre el arresto de su hermano, dijo.

Dijo que debería saber los detalles sobre esto. «No sé por qué nos está hablando ahora».

Sharon Bode, que vivió en el mismo edificio que Pena durante los últimos años, recordó que «él encendió a la gente durante las elecciones».

“Puso letreros desagradables en sus ventanas y en su automóvil. La gente en el edificio no estaba contenta”, dijo Bode, y agregó que los letreros decían “criticaba a Joe Biden”.

Bode dice que tenía muchas conexiones con su socio Peña, quien murió hace un año.

“Él se involucró en conversaciones difíciles y no solicitadas con mi pareja cuando entraba y salía del edificio”, dijo, “y no era una persona amable y educada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.