Elección presidencial de Turquía: actualizaciones en vivo sobre una posible segunda vuelta

ANKARA, Turquía (AP) — El jefe electoral de Turquía dice que las elecciones presidenciales del 28 de mayo pasarán a una segunda vuelta y que el actual presidente, Recep Tayyip Erdogan, no alcanzará una victoria absoluta.

Incluso si se emiten los 35.874 votos extranjeros restantes, ninguno podrá asegurar la mayoría necesaria para ganar las elecciones, dijo el lunes el presidente de la Junta Electoral Suprema, Ahmad Yener.

Dijo que los resultados preliminares mostraron que Erdogan ganó el 49,51%, su principal rival, Kemal Kilicdaroglu, ganó el 44,88% y el tercer candidato, Sinan Ogun, ganó el 5,17%. Incluso si todos los votos no contados fueran para Erdogan, su voto aumentaría al 49,54%, dijo Yener.

Esta es una actualización de noticias de última hora. La historia anterior de AP está abajo.

ANKARA, Turquía (AP) — Elecciones presidenciales en Turquía Al dirigirse a una segunda vuelta el lunes, el presidente Recep Tayyip Erdogan superó a su principal rival, pero no logró una victoria absoluta que habría extendido su gobierno cada vez más autoritario a una tercera década.

La votación determinará si el país de la OTAN estratégicamente ubicado permanece bajo el firme control del presidente o si puede comenzar un curso democrático prometido por su principal rival, Kemal Kilicdaroglu..

Erdogan ha gobernado durante 20 añosLas encuestas de opinión sugirieron que la carrera podría terminar y las críticas a la respuesta del gobierno a la crisis del costo de vida y al devastador terremoto de febrero. Redibujemos el mapa electoral.

En cambio, la retirada de Erdogan fue menor de lo previsto, y con su coalición manteniendo el control del parlamento, ahora está bien posicionado para ganar una segunda vuelta.

La incertidumbre hizo que el principal mercado bursátil turco BIST-100 cayera más del 6% en la apertura del lunes, lo que provocó una suspensión temporal de las operaciones. Pero las acciones se recuperaron un poco después de que se reanudaron las operaciones, y el índice bajó un 2,5% por la tarde en comparación con el cierre del mercado del viernes.

READ  El FBI emite una advertencia grave sobre las estaciones de carga de teléfonos públicos

Los países occidentales y los inversionistas extranjeros estaban particularmente interesados ​​en el liderazgo poco ortodoxo de la economía de Erdogan y sus esfuerzos a menudo volubles pero exitosos para colocar a Turquía en el centro de varias negociaciones diplomáticas clave. En la encrucijada entre Oriente y Occidente, con el Mar Negro y las fronteras con Irán, Irak y Siria, Turquía desempeña un papel clave en cuestiones como la guerra en Siria, la migración a Europa y las exportaciones de cereales de Ucrania.y la expansión de la OTAN.

Con el 99,4% de los votos nacionales contados y el 84% de los votos extranjeros contados, Erdogan ganó el 49,4% y Kılıkdaroğlu ganó el 45%, dijo a los periodistas el presidente de la Junta Electoral Suprema, Ahmet Yener. Un tercer candidato, el político nacionalista Sinan Ogan, recibió el 5,2%.

En las últimas elecciones presidenciales de 2018, Erdogan ganó la primera vuelta con el 52,6 % de los votos.

Erdogan, quien gobernó Turquía como primer ministro o presidente desde 2003, describió la votación como una victoria para él y el país, a pesar de la posibilidad de postularse para la reelección esta vez.

«El hecho de que los resultados de las elecciones no estén finalizados no cambia el hecho de que la nación nos ha elegido», dijo Erdogan, de 69 años, a sus partidarios el lunes por la mañana.

Dijo que respetaría la decisión del país si la carrera pasa a una segunda ronda el 28 de mayo.

Kilikdaroglu parecía esperanzado por una victoria final.

«Ganaremos absolutamente la segunda ronda… y traeremos la democracia», dijo Kilicdaroglu, de 74 años, y agregó que Erdogan ahora ha perdido la fe de una nación que exige un cambio. Klikdaroglu y su partido han perdido todas las elecciones presidenciales y parlamentarias anteriores desde que asumieron el cargo en 2010, pero esta vez aumentaron sus votos.

READ  Daniel Penny es acusado de asesinato después de estrangular al pasajero del metro Jordan Neely

Ogan, un candidato de derecha, no dijo a quién apoyaría si las elecciones fueran a una segunda vuelta. Se cree que obtuvo el apoyo de los votantes nacionalistas que quieren un cambio después de dos décadas bajo Erdogan, pero desconfían de la capacidad de gobierno de la coalición de seis partidos liderada por Kilicdaroglu.

Los resultados de las elecciones mostraron que la coalición encabezada por el gobernante Partido Justicia y Desarrollo de Erdogan mantendría la mayoría en el parlamento de 600 escaños, aunque la asamblea perdió su poder después de una votación que le dio al presidente poderes legislativos adicionales. En 2017.

El AKP de Erdogan y sus aliados obtuvieron 321 escaños en la Asamblea Nacional, mientras que la oposición ganó 213, y los 66 restantes fueron para una coalición pro kurda, según los resultados preliminares.

Howard Eisenstadt, profesor asociado de historia y política de Medio Oriente en la Universidad de St. Lawrence en Nueva York, dijo que esos resultados podrían darle a Erdogan una ventaja porque los votantes no querrían un «gobierno dividido».

Como en años anteriores, Erdogan lideró una campaña altamente divisiva. Retrató a Kilicdaroglu, que cuenta con el apoyo del partido pro-kurdo del país, como cómplice de «terroristas» y que apoya los derechos LGBTQ «heterogéneos». En un intento por atraer a los votantes afectados por la inflación, aumentó los salarios y las pensiones y subsidió las facturas de electricidad y gas, al tiempo que mostraba la industria de defensa nacional y los proyectos de infraestructura de Turquía.

Kilicdaroglu, por su parte, hizo campaña con la promesa de revertir las medidas enérgicas contra la libertad de expresión y otros reveses democráticos.

READ  El telescopio espacial James Webb de la NASA se lanzó el día de Navidad

Pero cuando llegaron los resultados, esos elementos no parecieron influir en los votantes como se esperaba: el núcleo conservador de Turquía votó abrumadoramente por el partido gobernante, mientras que la principal oposición de Kıltaroğlu ganó la mayoría de las provincias costeras del oeste y el sur. El partido de izquierda verde pro kurdo, YSP, ganó las provincias de mayoría kurda en el sureste.

Los resultados informados por la agencia estatal Anadolu mostraron que el partido de Erdogan domina la región afectada por el terremoto, ganando 10 de las 11 provincias en un área que tradicionalmente apoya al presidente. Eso a pesar de la lenta respuesta de su gobierno al terremoto de magnitud 7,8 que mató a más de 50.000 personas.

Más de 64 millones de personas, incluidos votantes en el extranjero, tenían derecho a votar y casi el 89 % votó. Este año se cumplen 100 años desde que Turquía se estableció como república, un estado secular moderno nacido de las cenizas del Imperio Otomano.

Votar en Turquía tradicionalmente ha sido fuerte, a pesar de años de medidas enérgicas del gobierno contra la libertad de expresión y reunión, particularmente después de un intento de golpe de estado en 2016. Erdogan culpó a los partidarios del ex aliado Fethullah Gulen por el golpe fallido.

Los críticos atribuyen la difícil crisis del costo de vida al estilo duro del presidente. Las últimas cifras oficiales bajan la inflación de alrededor del 86% al 44%. El costo de las verduras se convirtió en tema de campaña de la oposición, que utilizó la cebolla como símbolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *