La investigación de juicio político amenaza a Biden con un dolor de cabeza en el año electoral

  • Por Anthony Buscador
  • Corresponsal norteamericano

captura de imagen,

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó el miércoles a favor de formalizar la investigación de juicio político contra el presidente Joe Biden.

Al votar a favor de autorizar formalmente una investigación del Congreso sobre Joe Biden, los republicanos de la Cámara de Representantes han iniciado la marcha hacia su juicio político.

Puede ser difícil detenerlo.

Tres de las cuatro veces anteriores que la cámara había dado este paso, la cámara finalmente decidió impugnar. Por una vez no sucedió porque Richard Nixon dimitió antes de que se realizara la votación.

Los republicanos acusan al presidente de beneficiarse de los negocios de su familia en el extranjero, aunque todavía tienen que presentar pruebas concretas de que lo hizo.

En el corto plazo, la medida de la Cámara otorga a los jueces más poder para citar documentos y testimonios ante comités de audiencias y hacer cumplir esas solicitudes. La Casa Blanca de Biden, que ha citado la falta de votación formal como motivo para negarse a proporcionar cierta información, ahora podría verse obligada a cumplir.

En última instancia, la votación despejaría el camino para que los republicanos de la Cámara de Representantes se unieran y realizaran un juicio político en algún momento a principios de 2024, a pesar de su estrecha mayoría.

Ahora acuerdan hacer avanzar el proceso. Si los republicanos centristas en los distritos electorales ganados por Biden en 2020 van a tener la influencia política para iniciar una investigación, pueden decidir que es mejor llevarla a cabo.

Al menos la decisión del consejo. El asunto pasará luego al Senado, controlado por los demócratas, donde se necesita una mayoría de dos tercios para destituir a un presidente.

Este es el nivel más alto jamás alcanzado por un presidente en la historia de Estados Unidos. Al menos algunos republicanos expresaron su preocupación de que la votación del miércoles pudiera ser otra señal de que el proceso de impeachment se está desacelerando.

Asa Hutchinson, ex congresista y actual candidato presidencial republicano, fue uno de los líderes de la Cámara de Representantes que presentó el caso contra Clinton durante las audiencias de impeachment en el Senado en 1999.

«El juicio político debería reservarse para los delitos más graves», dijo a la BBC. «Así es como lo diseñaron nuestros padres fundadores. No queremos ir y venir entre partidos para acusar al presidente del partido opuesto. Es problemático».

fuente de imagen, Buenas fotos

captura de imagen,

Demócratas como Jamie Raskin han criticado a los republicanos por priorizar la investigación sobre otras cuestiones.

Esas preocupaciones no prevalecieron el miércoles. A medida que avanza el tiempo hacia las elecciones presidenciales de noviembre de 2024, las audiencias continuarán.

Los republicanos han visto durante mucho tiempo al hijo de Joe Biden, Hunter, como un lastre político para su padre. Si son capaces de vincular sus tratos comerciales y su comportamiento personal con el presidente, tienen el potencial de dañar la posición del viejo Biden ante el electorado estadounidense.

Una investigación formal de juicio político, junto con audiencias públicas que podrían conducir a una votación en la Cámara y un juicio en el Senado, tienen el potencial de convertirse en un gran dolor de cabeza para Biden en medio de una campaña electoral. Eso sigue siendo cierto a pesar de que los republicanos siguen careciendo de pruebas sólidas que vinculen al presidente con las fechorías y la mala conducta de su hijo.

No se sabe qué tipo de giros y vueltas deparará esta investigación. Si bien aún no se ha presentado evidencia que vincule directamente a Biden con los fracasos profesionales y personales de su hijo, fuerzas dramáticas a veces pueden producir resultados sorprendentes.

El juicio político a Bill Clinton por mentir sobre una aventura con un entrenador comenzó en una investigación sobre un acuerdo inmobiliario fallido. El servidor de correo electrónico de Hillary Clinton surgió de una investigación sobre la muerte de un embajador de Estados Unidos en Libia.

A veces, los viajes de pesca conducen a la captura de un pez.

Pero si nada cambia, la percepción de corrupción asociada al nombre Biden –y su potencial– causará bastante daño.

Los republicanos pueden utilizar los procedimientos de juicio político, junto con las batallas legales de Hunter Biden, para desviar la atención de los verdaderos problemas legales que enfrenta su candidato presidencial, Donald Trump.

Ya se habla del momento del proceso de impeachment para proporcionar una «contraprogramación» que distraiga la atención del juicio federal de Trump en marzo por cargos de que intentó alterar ilegalmente las elecciones presidenciales de 2020.

En un país donde el ánimo hacia los políticos electos ya es sombrío, el clima electoral podría volverse aún más tóxico el próximo año.

READ  Actualizaciones del huracán Ian: la tormenta aumenta a categoría 1 a medida que se dirige hacia Charleston, Carolina del Sur; Al menos 9 muertes en Florida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *