Peter Brook, famoso director de teatro de Scale and Humanity, muere a los 97 años

Para entonces, el Sr. Brooke, encantado con «el cambio de las viejas, malas y terribles costumbres», En sus propias palabras, se convirtió en un guerrero icono. Algunos se refieren a este cambio en su producción de París de 1960 «El balcón» de Jean Genet, una obra que en ese momento se consideraba audazmente subversiva. Para las escenas de la vida exótica de Genet en un burdel de París, el Sr. Brooke utilizó a los aficionados de aspecto espectacular que se encuentran en los bares de París, así como a actores y bailarines profesionales. Pero el renacimiento radical de «King Lear», presentado para la Royal Shakespeare Company en Londres en 1962, fue más significativo.

El Sr. Brooke Schofield no solo interpretó al héroe del gigante titular como un humano dolorosamente imperfecto, sino que justo antes de que comenzara la producción, lanzó el set que él mismo diseñó, asegurándose de que la trama se desarrolle en el escenario con iluminación normal. La epopeya resultante reveló de manera memorable los crueles absurdos de la humanidad.

Brooke hizo un gran uso de la improvisación y los juegos teatrales cuando ensayaba en The Terrace, y en 1964 llevó el proceso aún más lejos en una serie de talleres experimentales financiados por la RSC y lo llamó The Theatre of Cruelty, en honor a las teorías de El dramaturgo francés Antonin Me gustaría. La idea era animar a un grupo de actores, entre los que se encontraba la joven Glenda Jackson, a encontrar nuevas formas de expresión física y emocional ya hacerse preguntas básicas sobre su vocación. Como mencionó el Sr. Brooke en The Threads of Time, estos eran: «¿Qué es la palabra escrita? ¿Qué es la palabra hablada? ¿Por qué actuar en el escenario?»

READ  Nota para el personal: fecha límite

El Sr. Brooke nunca dejó de hacer esas preguntas. Su carrera desde 1964 en adelante puede verse como una búsqueda de hechos básicos sobre la vida y el teatro que, según él, nunca podrían ser definitivos. La investigación condujo a lo que él llamó «el teatro de la agitación», como se manifiesta en Marat/Sade, su exploración de la locura en la Francia revolucionaria; y ‘Estados Unidos’, su evocación de la guerra de Vietnam, y actos de investigación como ‘El hombre que’ y una obra de teatro en 1996 «¿Qui est La?» que utilizó lecturas de Bertolt Brecht, Konstantin Stanislavsky y otros teóricos y las combinó con «Hamlet» como lo habrían arreglado.

Algunos vieron un cambio de enfoque en su trabajo. Muchos eran oscuros, inquietantes e incluso sin esperanza: «Titus», «Lear», «Estados Unidos» y en 1975, «Ik» que incluía una tribu africana moralmente destruida por el reasentamiento y la falta de alimentos. De hecho, la más exitosa de las pocas películas que finalmente dirigió fue la versión de 1963 de «El señor de las moscas» de William Golding, que Brook describió como «una historia preservada para la humanidad». La producción de Mr. Brook de 1970 sigue siendo popular Lleno de acrobacias aéreas extraídas de su visita a un circo chino, Sueño de una noche de verano terminó con actores sonrientes que estrechaban la mano de los espectadores.

En la «Conferencia de las Aves», basada en un poema místico, las aves del título encuentran una nueva comprensión espiritual cuando su largo y turbulento viaje termina a las puertas del cielo. Su paráfrasis de 1985 del Mahabharata trajo guerras dinásticas y sufrimiento al escenario, terminando con otra visión del cielo, esta vez como un lugar de música, comida, conversación y armonía. El Sr. Brooke escribió en sus memorias que el teatro debería afirmar que «la luz está en la oscuridad» y ser un «antídoto poderoso contra la desesperación».

READ  Vince McMahon de WWE renuncia a su posición de liderazgo durante la investigación de mala conducta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.