Naciones Unidas pide la liberación del preso Abu Zubaydah, torturado por la CIA

El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha instado a Estados Unidos a liberar de inmediato a Abu Zubaydah, un prisionero en la Bahía de Guantánamo y el primer detenido hundido por la CIA después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria También dijo que después de examinar otros casos en Guantánamo durante los últimos 15 años, había visto un patrón que podría «constituir crímenes de lesa humanidad».

El prisionero, cuyo verdadero nombre es Zain al-Abidin Muhammad Hussain, fue arrestado en una redada en Pakistán en 2002 y ha estado recluido sin cargos en la base naval estadounidense en Cuba desde 2006.

Estados Unidos ha argumentado que la base de su detención indefinida en la guerra contra el terrorismo es que, aunque no era miembro de Al Qaeda, ayudó a los yihadistas a llegar a Afganistán para recibir entrenamiento antes de los ataques del 11 de septiembre.

La comisión, que no tiene un mecanismo de ejecución, también encontró que a Abu Zubaydah se le negó una revisión significativa de su arresto y, por lo tanto, fue detenido ilegalmente. “El recurso adecuado es liberar al señor Zubaida de inmediato y otorgarle un derecho exigible a una indemnización y otras reparaciones, de conformidad con el derecho internacional”. El grupo dijo en una opinión.

Fue el primer prisionero del «sitio negro» de la CIA, una red global de prisiones secretas en el extranjero que mantuvo a más de 100 hombres fuera del alcance de la ley estadounidense y del Comité Internacional de la Cruz Roja de 2002 a 2006.

READ  Un Boeing 737 de TransAir se estrelló y se incendió, hiriendo a 11 personas

Dos psicólogos contratados por la CIA idearon un programa de tortura de «técnicas de interrogatorio mejoradas», específicamente para su uso en una prisión de la agencia en Tailandia, donde lo sometieron a un submarino, lo privaron del sueño y lo encerraron en una caja similar a un ataúd.

En 2019, Abu Zubaydah dibujó bocetos de cómo fue torturado. Sus abogados hicieron públicos los cargos y el rostro del detective quedó grabado detrás de una caja negra.

El informe criticó a otros cinco países en los que Estados Unidos detuvo a Abu Zubaydah, Afganistán, Tailandia, Polonia, Marruecos y Lituania. En 2018, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos criticó a Lituania y Rumanía por su complicidad con el programa de la CIA.

La ONU también denunció la «complicidad» de Gran Bretaña, cuyas agencias de inteligencia pidieron a los interrogadores estadounidenses que interroguen al prisionero en sitios negros a pesar de conocer su «grave maltrato».

Es la última de una serie de condenas emitidas por Estados Unidos desde que el grupo de la ONU, con sede en Ginebra, adoptó la opinión de 19 páginas en noviembre. El documento se hizo público el viernes.

Otras investigaciones de derechos humanos de la ONU han criticado duramente la atención médica y la política de la prisión militar estadounidense en tiempos de guerra. Se considera obra de arte de un detenido. Es propiedad del gobierno de los Estados Unidos.

La abogada de Abu Zubaydah, la teniente coronel Chantelle M. Higgins, del Cuerpo de Marines de EE. UU., dijo que la condena debería proporcionar «más incentivos para que Estados Unidos encuentre un lugar para que él vaya y lo libere».

READ  A pesar de la creciente evidencia, el juicio político de Trump podría enfrentar desafíos

Aunque Abu Zubaydah nació en Arabia Saudita, es un palestino que no tiene un país cercano que lo acoja.

Helen Duffy, la abogada internacional de derechos humanos que presentó su caso ante el organismo de las Naciones Unidas, dijo el lunes que Abu Zubaydah «tiene un temor bien fundado de sufrir más abusos si lo envían a Arabia Saudita, y esperamos llegar a los Estados Unidos y otros países sobre sitios alternativos de reasentamiento».

El coronel Higgins sugirió que Qatar podría ser un lugar adecuado y señaló que el país «ha sido generoso y exitoso en recibir a los extranjeros retenidos en Guantánamo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *