Venezuela celebra referéndum sobre la región rica en petróleo en disputa con Guyana

Los venezolanos votaron el domingo en un referéndum no vinculante que el gobierno espera fortalezca su reclamo centenario sobre la región del Esequibo, rica en petróleo, controlada por la vecina Guyana.

La participación pareció débil en las zonas visitadas por los periodistas de la AFP en Caracas y otros lugares, pero los funcionarios electorales mantuvieron abiertos los colegios electorales durante dos horas más, hasta las 20.00 horas (0000 GMT), para permitir que las personas que ya se encontraban en los centros emitieran su voto.

Se esperan resultados el lunes temprano en el referéndum, que ha generado preocupación en Guyana y en toda la región sobre las intenciones finales de Venezuela sobre la región en disputa.

«¡El Esequibo es nuestro!» Carteles pegados en las paredes de las calles de Caracas dicen esto, como parte de una intensa campaña del gobierno del presidente Nicolás Maduro, un izquierdista que busca la reelección el próximo año.

«Estamos convencidos de que el Esequibo es nuestro. Siempre ha sido nuestro», dijo Mariela Camero, de 68 años, quien votó en una zona trabajadora de Caracas.

Pero en Guyana, miles de personas, algunas con camisetas que decían “El Esequibo pertenece a Guyana”, formaron cadenas humanas en solidaridad con su gobierno, y su presidente ofreció garantías de que las fronteras del país estaban seguras.

«La participación es un poco lenta», dijo un funcionario electoral local a primera hora de la tarde en un suburbio de Caracas, hablando bajo condición de anonimato. «Hasta ahora hemos visto alrededor de un 30 por ciento de participación».

El gobierno de Maduro ha dicho que no busca una justificación para invadir o anexar vastos territorios, como temen algunos en Guyana, una ex colonia británica.

READ  Davos 2023: Greta Thunberg acusa a las empresas energéticas de tirar a la gente 'debajo del autobús'

Independientemente del resultado de la votación de unos 20 millones de venezolanos elegibles, poco cambiará en el corto plazo: el pueblo de Esequibo no votará y el referéndum no es vinculante.

Pero las tensiones han aumentado desde que Guyana presentó su oferta en septiembre pasado por varios bloques de exploración petrolera en alta mar y después de que se anunciara un nuevo descubrimiento importante en octubre. Sus reservas de petróleo son similares a las de Kuwait, que tiene las reservas per cápita más altas del mundo.

Al mismo tiempo, el gobierno de Maduro ha intensificado su retórica y ha realizado ejercicios militares en la región.

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, dijo el domingo que el gobierno estaba trabajando para proteger las fronteras del país y mantener segura a la gente.

«Quiero asegurar a los guyaneses que no hay nada que temer», dijo Ali en una carta publicada en Facebook.

Venezuela ha reclamado la vasta provincia de Esequibo durante décadas, a pesar de que sus 160.000 kilómetros cuadrados (62.000 millas cuadradas) son más de dos tercios del tamaño de Guyana, y su población de 125.000 habitantes representa una quinta parte del total de Guyana.

Caracas afirma que el río Esequibo al este de la región es la frontera natural entre los dos países, tal como fue declarado en 1777 bajo dominio español, y que Gran Bretaña se apoderó indebidamente de tierras venezolanas en el siglo XIX.

Sin embargo, Guyana sostiene que la frontera fue demarcada en la época colonial británica y confirmada en 1899 por un tribunal de arbitraje. Dice que la Corte Internacional de Justicia, el máximo órgano judicial de las Naciones Unidas, ha ratificado esta conclusión.

READ  La estrella de Squid Game, O Yeong-su, ha sido acusada de conducta sexual inapropiada en Corea

Guyana pidió a la Corte Internacional de Justicia que impidiera el referéndum. Pero aunque el viernes el tribunal instó a Caracas a no tomar ninguna medida que pudiera afectar el área en disputa, no mencionó tal acción.

-Cinco preguntas-

El referéndum cubre cinco cuestiones, incluidas propuestas para crear una provincia venezolana llamada “Guiana Esequibo”, que otorgue a sus residentes la ciudadanía venezolana, así como un llamado a rechazar la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia.

El gobierno de Maduro espera un abrumador voto por el «sí».

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo desde Dubai, donde asiste a la conferencia medioambiental COP28, que el referéndum «probablemente conducirá al resultado que Maduro desea». Pero «espero que prevalezca el sentido común».

En Venezuela, María Corina Machado, una política de oposición que espera competir contra Maduro en las elecciones del próximo año, calificó el referéndum como una «distracción».

En Guyana, algunos lugareños restaron importancia a la votación.

«Tal vez el referéndum sea importante para ellos, para Venezuela, pero no para nosotros», dijo Dilip Singh, un empresario que vive en la región en disputa.

«Crecí en Esequibo», dijo, y agregó: «Nunca fue ocupada por los españoles, en ningún momento de nuestra historia… Ahora es independiente y siempre lo será».

jt/pgf/mbj/dw/mdl/mlm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *